Último episodio publicado: 28 de abril de 2024


27 de julio de 2020

Impresiones con Carrion; un metroidvania con gran ambientación scifi y mucha acción

Acaba con los humanos en este original juego de gráficos pixelados y mucha violencia




Los desarrolladores de Phobia Game Studio, con la ayuda de Devolver Digital, nos ofrecen Carrion, un indie de acción 2D con toques metroidvania. En Carrion somos una masa monstruosa roja con tentáculos que logra salir de un tubo científico grande sin recuerdos de nuestro origen. Se trata de un juego con mucha acción y buena dosis de violencia, pero que a la vez implica inteligencia gracias a sus mecánicas leves de metroidvania y a algunos enfrentamientos, como comentaré más adelante.


Como dije anteriormente empezamos la partida destruyendo y escapando de un tubo de cristal en un remoto laboratorio. Fruto de ello los científicos allí presentes salen huyendo por la pantalla mientras se les oyen gemidos de terror ante nuestro protagonista con muchos tentáculos que controlamos con tan solo el stick izquierdo. Al poco de pasear por las instalaciones, con científicos en pánico, aprendemos a coger objetos apuntando con el stick derecho y manteniendo pulsado el gatillo derecho. El siguiente paso es atrapar y comer un humano con esa misma mecánica. ¡Glup!



Como se puede apreciar ya desde sus inicios, Carrion es un juego con bastante contenido violento y con una atmósfera de horror. Y es que para contribuir a tener esa buena ambientación contamos con apartado sonoro muy a la altura: la música desprende notas tenebrosas y maneja bien las melodías para ponerse más activa en momentos de acción.

Otros detalles que ayudan a ello son por ejemplo el hecho de cuando explotan bombillas y algunos dispositivos electrónicos a nuestro paso con un excelente efecto de sonido. Además el apartado visual está a la altura con muy buenos diseños de escenarios y personajes.



Tras un breve recorrido creando caos destruyendo puertas y trampillas mientras comemos humanos que agarramos por el trayecto con nuestros tentáculos, llegamos a un punto donde encontramos la primera palanca con la que interactuar para volver muy poco atrás por un camino que estaba cerrado. Esos toques de aventura de exploración son un añadido muy agradable a las mecánicas del juego. En esta ocasión el camino a rehacer es casi nulo, pero más adelante sí deberemos ir recordando caminos si queremos conseguir encontrar todas las salas de cada zona o al menos llegar rápido a los objetivos.



Para poder desbloquear caminos, aparte de interruptores, iremos consiguiendo habilidades especiales tales como disparar telaraña para atrapar víctimas e interactuar con objetos a través de ciertos obstáculos por los que nuestros tentáculos no pueden pasar o la habilidad de lanzarnos con tal potencia que, aparte de despedazar humanos, podamos destruir paredes de madera. Al ir consiguiendo habilidades podremos revisitar partes que antes no podíamos superar.



Como dije al inicio, aun siendo un juego con mucha acción, en Carrion hay que pensar. Además de la parte metroidvania que nos obliga a recordar partes antes no explorables, también deberemos cavilar como superar estancias en zonas avanzadas donde los humanos son más agresivos y van mejor armados ofensiva y defensivamente. Para ello, en varias de esas situaciones, contaremos con conductos para poder sorprender y agarrar a humanos que nos quieren disparar, lo cual recuerda situaciones clásicas como en las películas de Alien. También disponemos de un rugido con el que poder despistar a los humanos a nuestra conveniencia. Si erramos según recibimos daño mengua el tamaño de nuestra masa hasta que morimos.



Otro punto interesante es la historia que rodea al juego. Un misterio que comienza al no recordar nuestro origen, pero que poco a poco se irá aclarando gracias a ciertos flashbacks que se irán sucediendo a lo largo de la partida. En ellos nos pondremos en la piel de un humano que justo llega a las instalaciones con un helicóptero. Con el stick izquierda lo controlamos y con gatillo izquierdo corremos. En éstas partes el ritmo del juego decae, pero se agradece el modo de ir obteniendo respuestas de forma interactiva. Al terminar las secuencias de flashback interactivas volvemos a controlar al monstruo en el punto donde nos encontrábamos. Es muy buena manera de identificarnos mejor con nuestro protagonista y sus motivaciones.



En definitiva Carrion es un juego con mucha acción desenfrenada, pero no olvida su parte narrativa. Es un juego altamente recomendable porque en todos sus aspectos nos mete en una experiencia de ciencia ficción donde, por una vez, somos los malos... ¿o no? El juego está ya a la venta en Switch, Playstation 4, Xbox One y Steam por 19,99 €.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

¿Es el Spectrum Next la evolución que esperabas del <i>Speccy</i>? Tim Gilberts nos muestra en exclusiva la esperada máquina

Los pasados 27 y 28 de octubre tuvo lugar la Play Expo Blackpool 2018 , un encuentro retro en la ciudad costera británica cerca de Mán...