Último episodio publicado: 28 de abril de 2024


22 de julio de 2019

Impresiones con Blazing Chrome; el run'n gun que Konami no se atreve a hacer

¡Acción sin límites y de vieja escuela para uno o dos jugadores!



Tras más de dos años de desarrollo le ponemos por fin nuestras zarpas encima a Blazing Chrome, la última producción del estudio independiente brasileño Joymasher, auténticos paladines de este del arte pixelado y buenos conocedores de las mecánicas viejunas y el buen gusto por la acción non-stop. Editado por The Arcade Crew, Fer y Juanma prueban el juego a dos manos y nos hacen llegar sus impresiones. ¿Le habrá convencido a ambos?



Es curioso ver la progresión del estudio brasileño Joymasher, del correcto Oniken y el más que interesante Odallus: The Dark Call, nos llega ahora este shooter run & gun, Blazing Chrome. Y no lo hace de una forma cualquiera, lo hace envuelto en la excelencia del que se sabe bebedor de clásicos atemporales, como es la franquicia Contra. Hasta el punto de que si no conociera a Joymasher, y alguien me dijera que es el nuevo estudio de Nobuya Nakazato, no lo dudaría ni un momento viendo el juego que nos ocupa, que podría pasar por un Contra: Hard Corps 2 sin despeinarse.

Podemos escoger entre varios niveles de dificultad


Y entrando en materia, Blazing Chrome nos ofrece precisamente eso, un run & gun al estilo 16  bit en todo, gráficos, sonidos y melodías, y acción. El homenaje se ha respetado al máximo, hasta el punto de que con los ajustes pertinentes, nuestras vetustas consolas de 16 bit podrían reproducir este juego. El apartado técnico esta cargado de efectos gráficos, múltiples planos de scroll, explosiones, deformaciones, scaling, que hacen las delicias de los amantes de lo retro, y su banda sonora chiptune nos trasladará con sus melodías a aquella mágica época donde este género, y en particular Contra partía la pana.

No podía faltar la fase sobre motos futuristas


A pesar de que lo fuerte del título es su jugabilidad de vieja escuela y sin fisuras, Joymasher lo ha acompañado con un argumento, genérico, sin duda, pero que sirve para la introducción de los personajes jugables: Un ejército robot controlado por una inteligencia artificial ha tomado el control del mundo y ahora los humanos son un problema. Estos sobreviven escondidos mientras las máquinas dominan la superficie. Cuando un pequeño grupo rebelde recibe información sobre una gran central eléctrica de la inteligencia artificial, las máquinas atacan su campamento antes de que puedan organizar una ofensiva. Un par de rebeldes escapa y se embarca en una misión suicida para destruir la central eléctrica. Como veis la cosa va de Matrix y Terminator Salvation.

Nos enfrentaremos a multitud de bosses y jefes mitad de fase


Y con esta historia, conoceremos a los dos de cuatro personajes jugables, pues los otros dos sólo se desbloquean al finalizar el juego, Mavra, una soldado, o Doyle, un androide enemigo reprogramado. Nuestros dos amigos, ya sea solos, o en cooperativo local, deberán abrirse paso a lo largo de 5 fases, de las que podremos elegir el orden de las 4 primeras, a base de disparos y más disparos con acción frenética a raudales. Dentro de estos niveles, además de los enemigos que nos atacarán sin descanso, encontraremos múltiples subjefes y jefes de fase, que nos propondrán enfrentamientos colosales con la adrenalina a tope y los nervios a tensión, además no todo será avanzar a pie y disparar, tendremos accesos a vehículos y armaduras mecánicas que harán nuestro avance un poco más interesante, que no sencillo.

En definitiva, si eres amante del género, y disfrutaste de la franquicia Contra/Probotector en su día, este es tu juego, fiel a la filosofía y digno sucesor espiritual aunque venga de otras manos. Y si no lo eres, esta es una oportunidad única para sumergirte en los run & gun, no encontrarás una forma mejor.


La verdad, poco más puedo añadir al buen resumen que ha hecho mi compañero Fer sobre las virtudes del juego, más que aportar mi experiencia personal y subjetiva.

Los brasileños de Joymasher ya me encandilaron hace tiempo con Oniken, una declaración de intenciones absoluta de como hacer un gran juego en este pequeño nicho que son los juegos neorretro, trayendo a nuestras manos reminiscencias de juegos de plataformas y acción de los 80 y la NES. Lo volvieron a hacer con Odallus y, como si tras los años hubiese habido un cambio de generación real y parasemos a las 16 bit, ahora nos traen Blazing Chrome, un juego que no esconde en absoluto la influencia de Contra/Probotector.

Algunos combates os recordarán a la mejor Treasure

Desde el primer momento nos encontramos con una presentación al uso que hubiese sido plausible ver en una de aquellas adoradas máquinas, y las opciones nos facilitan la “inmersión” permitiendo los típicos scanlines junto con dos aspectos que simulan el aspecto visual de estar viendo el juego en una televisión de tubo.

Una vez metidos en faena, tanto jugando en solitario como a dobles en el clásico modo cooperativo local, tan olvidado por años, podremos elegir entre dos personajes inicialmente, aunque se nos muestra a otros dos bloqueados que, por fortuna, podremos desbloquear jugando el propio juego como se hacía en aquellos tiempos, en lugar de tener que pagar una suma adicional para añadirlos como es costumbre ahora. Pasamos de ahí a la selección de fase entre las iniciales que, si bien nos dejan escoger libremente entre las primeras, están marcadas con un número de misión por si queremos seguir el “orden natural”. Tampoco debemos perder el sueño por esto, porque el argumento, como suele ocurrir en estos casos, es una mera excusa poco elaborada.

El juego se inspira en la estética y paleta de los juegos para Mega Drive


Cada misión además tiene un indicador de dificultad y no necesariamente van en dificultad creciente de forma ordenada con respecto al orden de misiones “lógico”, de forma que si bien la primera si es la más sencilla, a modo de entrenamiento prácticamente, la segunda tiene mayor dificultad que la tercera.

En cuanto al desarrollo del juego, con la referencia señalada al comienzo podemos hacernos una idea de lo que nos vamos a encontrar, y dentro del género habrá bastante variedad. Distintas armas que podemos intercambiar en cualquier momento, ítems de apoyo, la opción de pararnos y apuntar dejando pulsado un gatillo, uso de vehículos… todos los elementos que los años de lanzamientos nos han mostrado han sido recogidos, utilizados, y, sobre todo, puestos al servicio de la diversión.


¡Otro que ha mordido el polvo!


Porque esa es la clave, y sin ello nada tendría sentido. El juego es muy divertido. Es acción pura y dura, directa, bien medida. Es una de las mejores experiencias de este tipo a la que podréis echarle el guante hoy por hoy y muestra de que los chicos de Joymasher son un valor seguro. Estamos deseando ver que nos deparan en el futuro.


Blazing Chrome está disponible para ordenadores Windows a través de plataformas de descarga como Steam, y en consolas (PS4, Xbox One y Switch). Encontrarás más info en la web oficial.

1 comentario:

  1. Acabo de jugarlo y me a gustado mucho, los graficos retro la musica y sobretodo es muy divertido de jugar, obviamente es un Contra y ademas si teneis Xbox one con Game pass, esta incluido, de todas formas no nada caro!

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

¿Es el Spectrum Next la evolución que esperabas del <i>Speccy</i>? Tim Gilberts nos muestra en exclusiva la esperada máquina

Los pasados 27 y 28 de octubre tuvo lugar la Play Expo Blackpool 2018 , un encuentro retro en la ciudad costera británica cerca de Mán...