Último episodio publicado: 28 de abril de 2024


19 de septiembre de 2019

Impresiones con Space Cows, pedorretas arcade a mandos de vacas espaciales



Que las vacas fueran las preferidas para los extraterrestres a la hora de ser abducidas, pase; que los granjeros se cabrearan por que esos aliens muuuutantes se las llevaran en sus naves sin más, pues también; pero que para recuperarlas nos quedemos en pelotas y usemos nuestro particular tubo de escape orgánico como método de aceleración, ya hace que la cosa desvaríe un ranto, y es que la propuesta de All in! Games, Happy Corruption y Walkabout se viste de arcade a lo twin stick con un humor algo gamberro y de lo más escatológico, pero ojo, que las apariencias engañan...



Así a bote pronto no caemos en demasiadas referencias de juegos que hayan trascendido a lo largo de la historia y que recojan las flatulencias, sonidos gástricos, gráficos que rezumen (en sentido literal) y demás groserías. La primera referencia obvia puede ser la de Boogerman, un curioso plataformas que, efectivamente, vestía de superhéroe al tío más guarrete de la faz de la Tierra, pero, a fin de cuentas, ni la jugabilidad ni las mecánicas son las que encontraremos en Space Cows, pues el título del estudio polaco Happy Corruption pasa de las plataformas de acción típicas de los 90, por un shooter en toda regla que toma prestadas las bases de un género casi tan viejo como los propios videojuegos y lo viste de un título aparente, atractivo y, oye, bastante difícil.


La cosa se ha puesto chunga por momentos


En la piel de Best Regards, el granjero con más trasero del planeta, nos internaremos en la nave de los aliens con la misión suicida de recuperar a las vacas secuestradas al tiempo que sorteamos cientos de peligros y acabamos con esas masas viscosas que pueblan su interior. A pesar de que se base en los habituales twin sticks de perspectiva superior, el juego opta por un desarrollo lateral más propio de los juegos de acción clásicos, aunque de vez en cuando la cámara comience a rotar (¿o es el escenario?), dándonos algún susto que otro. Manejando a nuestro personaje ingrávido con un joystick, podremos apuntar con el otro al tiempo que disparamos una suerte de desatascador con un botón, activamos una especie de tiempo bala con otro o nos impulsamos a base de pedorretas por el escenario, muy útil si queremos escapar de una horda imposible de malos o queremos atravesar cortinas de láseres. Queda otro botón para activar el modo rage, mediante el que nuestro granjero se vuelve un berserk en toda regla.

El modo rage nos permitirá soltar todo lo que llevamos dentro... y no va con segundas


Enfundado únicamente en un casco espacial, Best Regards vuela por la nave a merced de una irritante inercia que posiblemente sea lo que sube un punto a la dificultad ya de por sí más alta de la que estamos acostumbrados hoy en día. De hecho, el juego nos permitirá seleccionar entre tres niveles de esta dificultad, subiendo de escalafón al tiempo que elimina puntos de control o número de vidas restantes. Lo cierto es que el juego luego nos recompensa al recoger suficientes bolas de leche para sumar vidas, o directamente un preciado cartón de este manjar de las vacas, pero ojo, que los escenarios son trampas mortales y nuestro personaje solo puede disparar un desatascador al tiempo, por lo que los diseñadores nos obligarán a ser más preciosos y no malgastar disparos.

Algunos enemigos son más resistentes que otros


Fuera de esto, Space Cows se maneja bien y responde a los controles una vez nos acostumbremos a la susodicha inercia. Algunos momentos de los escenarios parecen estar más estructurados que otros, por lo que aunque el cuerpo os pida a veces entrar a saco en algunas estancias, lo mejor será tener un poco de paciencia y hacerlo poco a poco. También es cierto que una vez superada la sorpresa inicial, la segunda intentona será más sencilla, pues conoceréis de memoria por donde van a surgir las oleadas de enemigos, el tipo de los mismos, etc. Sigue siendo un juego que no perdona nuestros deslices y que ni siquiera soltará una lagrima cuando tengamos que volver al punto de control por enésima vez (muy separadas unos de otros, por cierto), pero disfrutaréis y el juego se vuelve bastante adictivo por momentos.

Sin embargo, quizás esta también sea un arma de doble filo, y es que siendo unos niveles bastante amplios y la frustración de tener que volver al punto de control cuando morimos varias veces, el juego también comenzará a cansar un poco. Ni siquiera los algo anodinos bonus a los que entraremos cuando recojamos una vaca y la metamos en una extraña máquina, conseguirá maquillar esos momentos más perezosos. Lo mejor entonces es dejarlo durante un tiempo, y volver a él más adelante. Funciona; por experiencia.

Si metemos a las vacas en esos contenedores disfrutaremos de un mini juego a modo de bonus


Space Cows es una agradable sorpresa. Si su humor grosero y el tema de los gases no os llega a molestar, lo cierto es que se convierte por derecho propio en un título de acción a tener en cuenta, que bebe de los clásicos y que presenta un apartado técnico notable. Puede que si se hubieran limado un poquito más algunas asperezas, como que los niveles se hagan algo tediosos o una mayor variedad armamentística y unos bonus más inspirados podríamos estar hablando de un juego de notable alto, pero por ahora lo dejaremos en notable raspado (que también está bastante bien).

Dejando el humor fácil de cuarto de baño aparte, encontraremos un juego bastante bien diseñado, divertido y, sobre todo, retador. La posibilidad de disfrutar de tres niveles de dificultad bastante diferentes entre sí, y el sentido del humor con el que se ha vestido este arcade en esencia, completan un conjunto muy comedido en el precio y que tenéis disponible en Windows a través de plataformas de descarga digital como Steam, y en Switch a través de su eShop.

Más info en la web oficial de Space Cows

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

¿Es el Spectrum Next la evolución que esperabas del <i>Speccy</i>? Tim Gilberts nos muestra en exclusiva la esperada máquina

Los pasados 27 y 28 de octubre tuvo lugar la Play Expo Blackpool 2018 , un encuentro retro en la ciudad costera británica cerca de Mán...