Último episodio publicado: 24 de diciembre de 2023


19 de julio de 2013

Primer Concurso de RetroRelatos de RetroManiac - Monkey Island



1º Concurso RetroRelatos de RetroManiac

Monkey Island, por David Ortíz

En medio del Caribe... la isla de Melee.

Me llamo Guybrush Threepwood, y quiero ser un pirata. Por eso estoy en esta isla, y por eso es que haciendo caso a los piratas del Scumm Bar me he enfrentado a las tres pruebas. Las dos primeras fueron relativamente fáciles, buscar esta estúpida camiseta 100% algodón en un bosque laberíntico (quien iba a decirme que a un joven bucanero en edad de merecer como yo, el chachachá iba a servirle de algo), robar el ídolo de oro de la casa de la mismísima gobernadora Marley (la guapa gobernadora Marley) después de recibir puñetazos del sheriff por toda ella, y ahora estoy aquí, chorreando todavía tras mi visita a los peces en el puerto, a paso ligero por estos caminos oscuros buscando algún pirata maloliente, feo, y/o borracho con el que batirme en duelo para practicar mi esgrima y aprender un par de trucos antes de batirme contra Carla, la imbatible swordmaster. A poder ser sin convertirme en pincho moruno, a todo esto.

Esto me hace preguntarme, ¿será por mi aliento, o a cada idiota aprendiz de filibustero que pretende superar esta prueba le envían a vencerla? Por que una de dos, o tan imbatible no és, o a mi me han cogido manía esos cabrones del scumm y me piden una proeza superior a la que le suelen pedir a los demás. De repente, me siento tonto. Supongo que la cazuela del cocinero no me protegió del todo de ese golpe contra el mástil, disparado por el cañón de los hermanos Fetuchini. Bien, es posible que ya fuese un poco tonto antes del golpe. ¿De verdad me dejé disparar desde un cañón? Recordadme que no vuelva a hacerlo. En cualquier momento empezaré a ver monos de tres cabezas, después de todo, ya me ha parecido que el troll del puente era George Lucas disfrazado. Y eso que no he podido pegar ni un lingotazo de grog todavía. Estas cosas nunca le pasaron a Bobbin Threadbare.

Un momento, debajo de ese tocón... vaya, parece que podría caber por aquí... da a un sistema de catacumbas subterráneo... veo una inscripción, pone algo de 22... pero yo he venido a buscar piratas borrachos, feos, y/o malolientes, no debo entretenerme.

Madre mía, aquí ando pateandome la Isla Melee, con un pollo de goma, con pintas de cobrador de impuestos según dicen algunos, con esta bonita slashmaster (tm) sacada de la misma tienda de donde saqué la pala (y desde donde seguí al viejo hasta encontrar la casa de la swordmaster) ... y con miedo de terminar atravesado por alguno de estos palurdos de ocho patas.

Por la pasta que me cobró, bien podría haberme atendido el capitán Smirk unos cuantos días, incluir el alojamiento, o algo de eso. En lugar de eso, no, un par de horas de clases que se resumen básicamente en cómo agarrar el florete, la postura correcta, y poco más. Después de soltar los doblones, la principal lección que he sacado en claro es que la esgrima es como hacer amor, "no es tanto lo que haces, si no lo que dices", el arte de desequilibrar al oponente con la chanza oportuna, romper su guardia aturdiendo su mente para poder clavársela (la hoja, quiero decir).

Bien, para jugar con floretes de casi un metro capaces de ensartarte en menos de lo que tardas en decir "hablamedelloom", no es que las clases me hayan inspirado mucha confianza, la verdad. Me pregunto si soy demasiado novato para entender el profundo mensaje de este secreto, si todos los piratas basarán en esto su pericia, y por encima de todo si Smirk sabe lo más mínimo de mujeres. Efectivamente, creo que me han estafado. Supongo que más de un aprendiz de pirata se queda en el intento. Pero seamos positivos, esto es un juego de LucasArts, ¡no puede ser fácil que me maten! Y hay destinos peores que la muerte, como acabar en plena calle mirando bailar a una rata...

¡Alto! ¡Alguien viene!

Más adelante, de una curva del camino, veo salir a un pirata borracho, viene haciendo eses, lleva unos pantalones azules y una camiseta blanca con rayas horizontales moradas, se bambolea ondeando en alto en su brazo derecho una jarra y viene cantando.

- "20 van en el ataúd, ho ho ho, y una botella de grog, el diablo se llevó al resto, ho ho ho, y una botella de grog..."

Ni me ha visto el muy borracho. A esta distancia es dificil de decir con esa cara toda pixelada, pero parece ser una nariz a un hombre pegado. Me acerco slashmaster (tm) en mano, y entonces repara en mí, y se para. Borracho profesional, de los que se beben el agua de los ceniceros y pide otro igual de cargado. Hace círculos sobre sus pies descalzos.

- Oye, espero que sea importante, porque si no...
- Hace una bonita noche, ¿verdad?- le respondo educadamente (Oh, mierda, así no es como se empiezan las peleas a muerte, creo).
- ¿Buena? ¿Buena noche dices? He pedido Grog XD y me han servido Grog normal, ¿eso te parece buena noche?
- Bueno, da igual, el caso es que, verá...
- ¿No te han dicho nunca que pareces un inspector de hacienda?

Vale, ahora si que sí.

- Me llamo Guybrush Threepwood, tú mataste a mi... err, no, quiero decir; Me llamo Guybrush Threepwood, ¡preparate a morir! - y diciendo esto levanto la Slashmaster (tm) hacia su cara.

Replica al momento (aparente es la clase de borracho acostumbrado a luchar borracho, probablemente haya usado más la espada borracho que sobrio) desenvainando y cruzando su acero sobre el mio. Durante un momento la luna se refleja sobre el acero, y nuestras miradas se cruzan en lo que parece una eternidad, sería buen momento para una banda sonora de Ennio Morricone, o algo por el estilo.

Tomo la iniciativa.

- ¡Luchas como un granjero!
- Que apropiado, tu peleas como una vaca.

El borracho resulta que anda ágil, cruzamos el acero 3 o 4 veces con sonidos de metal que rompen la noche (Manowar estarían orgullosos) pero estoy yo mas desconcertado que él. Parece darse cuenta, y me presiona, mientras paro sus golpes.

- Ya no hay técnicas que te puedan salvar
- Si que las hay, pero nunca las has aprendido.

He andando hábil aquí, no es tan diferente de vacilarse con otros huérfanos en la plaza. Aunque sigo diciendo que no tiene nada que ver con hacer el amor. Se vé que el capitán de taberna no se amilana por tan poco, no parece muy sorprendido. Decido no darle descanso.

- La gente cae a mis pies al verme llegar.
- ¿Incluso antes de que huelan tu aliento?- me dice con soncarrona sonrisa, y su espada traza un arco hacia mi gaznate. Una de esas, y se acabó el grog para siempre, así que contra el instinto de retroceder dos pasos atrá, levanto la espada de forma que la suya choca de lado con la mía sin llegar al cuello. Al final va a ser que algo, lo que se dice algo, si he aprendido con Smirk.

Antes incluso de mover mi hoja, le miro como si el duelo lo tuviese ya ganado.

- ¡Ha llegado tu hora, palurdo de ocho patas!

Le veo descolocado, "Mira como tiemblo", me replica poniendo mueca de pirata peligroso. Pero he visto por un momento como se planteaba que pudiese perder, y mientras él dudaba, hago una U con mi espada con la sana intención de metérsela (la espada, insisto) por la barbilla, pero el borrachuzo es bueno, y se hace a un lado, y como si no hubiese estado a punto de brotarle una perilla slashmaster, continúa con la chanza.

- ¡Mi pañuelo limpiará tu sangre!

Y la verdad, más por mi propio arrojo al intentar hacerle un moruno (no se hacen esas cosas en un juego de LucasArts, me he pasado) que por lo que me pueda decir, me quedo roto.

- Perdona... ¿te importaría repetir?
- He dicho: ¡Mi pañuelo limpiará tu sangre! - y es que como me demuestra, lo pirata no quita la cortés. Bella persona este pirata además de buen borracho.
- Primero deberías dejar de usarlo como un plumero- le digo yo, y es que no sé, me ha cogido así a primeras. Su espada ataca a mis rodillas, consigo hacerla a un lado con la técnica del "quietoquehacesquemepinchas" que básicamente consiste en dar a su espada de lado con la mía para desviarla. Me ataca al estómago y tengo que irme a un lado y a otro para evitar que me clave, pero me vengo arriba.

- ¡Tengo el coraje y la técnica de un maestro! -Pero a él el alcohol debe calentarle, porque no me lo explico.
- Estaría acabado si lo usases alguna vez -y bloqueando mis tímidos ataques a su mano para desarmarle, me suelta un inesperado "Luchas como un granjero". Es lo que tiene el grog (el XD y el normal), que no te rige, olvidas cosas como que acabo de decirle esto mismo. Hago mía la respuesta que él mismo me ha dado hace unos momentos;
- Que apropiado, tu peleas como una vaca.

Veo en su mirada que en algún lugar profundo de ese enorme melón que llama cabeza se ha dado cuenta de algo. Aprovecho.

- Cada palabra que sale de tu boca es una estupidez.

Veo su mirada perdida, confundido, mucho pensar tras unas cuantas jarras.

- Yo soy cola, tú pegamento.

Casi se traba con su propia lengua, entonces corto con mi slashmaster (tm) superficialmente su mano, la derecha, con la que que agarra su espada, y la sorpresa, el dolor, y el darse cuenta que tiene a un igual ante sí le hacen soltarla.

- ¡Me rindo! ¡Tu ganas!

La espada cae al suelo de tal forma que la punta se clava, y bajo la luz de la luna, mientras mi primera victima en mi nueva carrera de pirata se rinde ante mi y levanta los brazos, la hoja de su espada, clavada en el suelo, se balancea con un sonido de latón ondeándose mientras miro al pirata a los ojos.

- Disculpa las molestias, es que estoy pasando las tres pruebas.

Me despido educadamente para devolverle los buenos modales. Poco podía imaginarme yo entonces, que dentro de poco, la propia swordmaster sería parte de mi tripulación, la de mi propio barco, y que zarparía hacia lo desconocido para rescatar a mi Elaine de las garras del mismísimo LeChuck, hasta la legendaria isla del mono. Poco podía yo entonces imaginarme que volvería a dispararme de un cañón, que me apresarían caníbales, que REALMENTE vería monos de 3 cabezas, que se podía rebotar en una palmera, y lo más increíble de todo, que hay gente que paga más de 20 pavos por un videojuego.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

¿Es el Spectrum Next la evolución que esperabas del <i>Speccy</i>? Tim Gilberts nos muestra en exclusiva la esperada máquina

Los pasados 27 y 28 de octubre tuvo lugar la Play Expo Blackpool 2018 , un encuentro retro en la ciudad costera británica cerca de Mán...