Último episodio publicado: 28 de abril de 2024


28 de diciembre de 2010

LOADING - Metal Gear

Con la vitola de ser el segundo cartucho de Konami para los MSX de segunda generación, METAL GEAR sorprendió a propios y extraños por su particular concepto de juego, pionero absoluto del hoy día popular género de la acción táctica. Nacía así una leyenda que, más de dos décadas después de su advenimiento, continúa en el punto de mira de todos los aficionados a los buenos videojuegos.

SISTEMA: MSX2
AÑO: 1987
GÉNERO: Acción/Sigilo
PROGRAMACIÓN: Konami
PUNTUACIÓN: *****

Por: Spidey

Recién llegado a Konami como asistente de dirección, el primer trabajo de Hideo Kojima nunca llegó a ver la luz. Lost Warld, el que estaba llamado a ser el cartucho RC738 (esto de los números de serie son todo un emblema en los juegos de la compañía nipona para MSX), pecaba de ser demasiado ambicioso para las capacidades que podían ofrecer estos ordenadores. Así pues, el verdadero estreno de nuestro hombre se plasmó en el genial Penguin Adventure, secuela de uno de los primeros cartuchos de Konami para es estándar. Si bien la intervención de Kojima en este juegazo es de lo más sutil, sí que le sirvió como trampolín para tener manga ancha con respecto a su próximo desarrollo. Aún así, las ideas de Kojima seguían pecando de ambiciosas y extralimitadas de cara al hardware de los MSX de primera generación.

El proyecto de realizar un juego de soldados y trama bélica que se alejara de las más que sobadas mecánicas arcade desbordaba las posibilidades de las máquinas en las que tenía que trabajar su departamento (la división de software dóméstico para MSX), enojando a un Kojima que, de primeras, hubiese deseado entrar en la división de desarrollo para Famicom o aquella que trabajara para los arcades recreativos. Pero la suerte llamaría a su puerta… Y vino en la forma de Vampire Killer, el primer lanzamiento de Konami exclusivo para MSX2. El potencial de esta máquina se ajustaba a la perfección con los requisitos del nuevo proyecto de Kojima, donde su equipo por fin podría trabajar con un plantel gráfico adecuado, más memoria y más posibilidades de cara a agilizar el proceso de programación. Una visionaria Konami puso su semáforo en verde y, poco tiempo después, tendríamos un soberbio cartucho que rompía con todos los moldes habidos y por haber: Metal Gear. Florituras técnicas aparte, Metal Gear revolucionaba el cotarro al presentar una metodología lúdica alejada de cualquier videojuego conocido. Nuestro héroe, Snake, debía usar su inteligencia y sus habilidades para el sigilo, y no la violencia con la que hasta ahora se adornaban todos los videojuegos de soldaditos. También contemplábamos una trama argumental del todo inusual, más por el hecho de que hiciera acto de presencia que por el guión en sí. Y todo esto sin mencionar el plantel audiovisual, donde la siempre portentosa Konami de los ochenta se destapaba aprovechando sabiamente las posibilidades de los MSX2, dejando boquiabiertos a la práctica mayoría de los jugones de la época.

Metal Gear tuvo en nuestro país una distribución paupérrima, que mezclaba a partes iguales la poca confianza depositada por Serma en un producto exclusivo para MSX2 y, atención, la polémica surgida a raíz del descubrimiento de la distribuidora al ver a uno de los responsables de la vieja revista “Input MSX” vendiendo copias de los juegos de Konami en el mercado de San Antonio, en Barcelona. Para cerrar bocas, la revista tranquilizó a Serma colocando en sus páginas publicidad gratis de los juegos de Konami, pero cuando todo esto llegó a oídos de los nipones, la gran “K” cerró el grifo al mercado español. Y así, Metal Gear fue de los últimos representantes oficiales de esta compañía en la península. El hecho de que aquí comenzaran las desventuras de Snake, Big Boss y compañía convenció a Konami de cara a extender al gran público el inicio de tan legendaria saga. Lejos de querer citar la malencarada versión para NES, decir que algunas plataformas móviles recibieron una digna conversión hará unos pocos años, del mismo modo que, en la edición “Subsistence” del gran Metal Gear Solid 3, se incluían en uno de los discos los originales Metal Gear y su magnífica secuela, Solid Snake: Metal Gear 2. Ambos títulos llegaron por fin traducidos al castellano, por lo que pocas veces tendremos tan cerca la oportunidad de saborear dos de las mejores muestras de la mejor Konami y de un jovencísimo Hideo Kojima en ciernes de convertirse en el crack de hoy día.

RetroManiac nº2, pág. 29

1 comentario:

  1. Nunca me a llamado la atencion esta saga, aun sabiendo que mueve legiones de fans, o sea que deberia ser sinonimo de calidad.Pero para gustos los colores.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

¿Es el Spectrum Next la evolución que esperabas del <i>Speccy</i>? Tim Gilberts nos muestra en exclusiva la esperada máquina

Los pasados 27 y 28 de octubre tuvo lugar la Play Expo Blackpool 2018 , un encuentro retro en la ciudad costera británica cerca de Mán...