Último episodio publicado: 28 de abril de 2024


28 de diciembre de 2010

Museo arcade soviético

Al pensar en máquinas recreativas arcade clásicas casi siempre nos vendrán a la cabeza los títulos más famosos de desarrolladoras japonesas y americanas. Namco, Taito, Nintendo, Midway... son compañías que echaron el resto a finales de los 70 y principios de los 80 para impulsar la floreciente industria de las máquinas recreativas. Deudoras de los viejos "pinballs", el fin último de estas máquinas es el de obtener dinero gracias al gran número de monedas que los jugadores se dejaban tatando de superar los frecuentemente difíciles niveles (quizás no sea demasiado aventurado concluir que los primeros jugaodres profesionales se gestaron en los salones recreativos de la época.). En cualquier caso, si no daban dinero a los productores y operadores de los salones, entonces se concluye que el juego en cuestión era un fracaso.


Sin embargo ni en todo el mundo el concepto de arcade recreativo ha sido ese, ni las máquinas con la que los chavales disfrutaron en su juventud fueron del mismo tipo, y para muestra un botón. A poco que os interese el pasado de las máquinas arcade y visitéis Moscú, no deberías dejar pasar la ocasión de pasaros por el impresionante "Museo de Máquinas Recreativas Soviéticas",un lugar repleto de nostalgia en el que se respira el aire socialista que imperaba en el país de los años 70 por cada uno de sus poros. Y no sólo por el tipo de máquinas, la funcional construcción del mueble, el "arte" con el que se ilustraban estas vetustas formas de entrenimiento o los parcos diseños de los que hacía gala, sino sobre todo por su temática, entre aleccionadora y bélica, entre la construcción modélica de un ciudadano soviético en ciernes y la parca diversión que muchas de estas máquinas otorgaban (prácticamente nula). En el país del padre de Tetris no es de extrañar que la mayoría de estos programas basen su potencial en algunos juegos tradicionales rusos o en títulos donde la cooperación entre jugadores es un elemento determinante. Además gran parte de ellos son mecánicos y no se conciben como el clásico mueble arcade con una placa electrónica en su interior y un monitor para representar la información.



Con todo en el museo se pueden disfrutar actualmente de unas 40 máquinas diferentes, de las cuales más de 20 funcionan correctamente (¡si sois capaces de descifrar las instrucciones en cirílico claro!). Según la web oficial del museo, las máquinas fueron creadas en fábricas secretas militares desde los años setenta hasta el proceso reformista de la Prestroika emprendido por Gorbachov. Os esperaran sugerentes títulos como "Lucha Marina", dónde el jugador es un capitán de submarino mirando por el periscopio e intenta torpedear los buques enemigos. También podemos encontrar el "Tankodrom" lleno de los tanques pequeños, el Pinball, el Hockey sobre hielo para dos o cuatro jugadores, el "Tirador certero" en el que ponemos a prueba nuestra puntería y los primeros videojuegos cómo la "Carrera de caballos". Hay otras máquinas en las que tendremos que seguir las señales de tráfico, disfrutar con variantes del extendido "Pong".


En fin, todo un pedazo de la historia de las máquinas recreativas que no es desde luego muy conocido y que sin duda merece que le eches un vistazo. Si Rusia, y Moscú en particular, no entra en tus planes de visita, siempre puedes darte una vuelta por su web traducida al español. En la versión inglesa encontrarás un poquito más de información, y si te consideras un valiente, en la rusa original tendrás aún más contenidos, incluyendo versiones interactivas y despieces de las máquinas originales. Impresionante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

¿Es el Spectrum Next la evolución que esperabas del <i>Speccy</i>? Tim Gilberts nos muestra en exclusiva la esperada máquina

Los pasados 27 y 28 de octubre tuvo lugar la Play Expo Blackpool 2018 , un encuentro retro en la ciudad costera británica cerca de Mán...