Último episodio publicado: 28 de abril de 2024


20 de septiembre de 2012

Impresiones con Rayman Jungle Run, el hijo 'bastardo' de Origins perfectamente adaptado al formato iOS

Hay una cosa que siempre nos mosquea en RetroManiac, y es la cabezonería de determinadas compañías por trasladar exactamente los mismos juegos de los sistemas 'mayores' a los dispositivos móviles. La precisión de los matamarcianos, de los juegos de lucha 'one vs one', incluso de los plataformas, se pierde fácilmente porque este tipo de máquinas no están preparadas. Los controles táctiles pueden estar mejor o peor resueltos (de hecho en iOS o Android hay muy buenos ejemplos de botones en pantalla que funcionan francamente bien), pero trasladar Rayman Origins con su dificultad intrínseca y precisión milimétrica en algunas ocasiones hubiera sido un desastre de todas todas...



Quizás por eso UbiSoft ha escogido la opción más cabal, la de aprovechar el estupendo motor gráfico UbiArt y transformar el juego para iPhone en otra cosa totalmente diferente. De ahí este Rayman Jungle Run, un plataformas sencillo de carreras alocadas que recoge un tipo de niveles ya presentes en Origins y lo convierte en su mecánica central. Para ello UbiSoft se ha valido de la experiencia de Pastagames (Pix'n Love Rush), y creednos que se nota la buena mano de este pequeño estudio independiente...

A medida que avanza el juego se complican los niveles

¿Y qué tal funciona? Lo cierto es que nuestras primeras partidas fueron un pelín decepcionantes. El juego está estructurado en cuatro grandes partes que se corresponden con cuatro formas de juego diferentes: Carreras y salto, uso de la habilidad del 'helicóptero de Rayman', salto y deslizamiento sobre las paredes y por último puñetazos y patadas. Sólo cuando superemos el puñado de fases que se corresponden con una de estas habilidades podremos progresar a la siguiente, y el problema está en que las primeras fases son excesivamente sencillas y anodinas, en las que morir es prácticamente imposible, y recoger los 100 lums dispersos por el escenario es muy sencillo.

¡No pises ese río de lava por dios!

Sin embargo, cuando creíamos que el juego iba a estar dirigido a jugadores sobre todo casuales, y que Jungle Run se iba a convertir en un paseo, llegan nuevos niveles más enrevesados e inteligentes, dotados de un diseño mucho más trabajado y situaciones en las que tendremos que pensar más rápido, donde acabar con nuestros huesos en el fondo de un precipicio es más habitual y en las que las ramas con pinchos acechan por los cuatro costados. Ahora el reto si que se vuelve mucho más interesante, y aparte de ponernos como meta conseguir recoger todos los lums y monedas dispuestas, también tendremos que preocuparnos por nuestra supervivencia.

Los diseños son preciosos, siguiendo la línea marcada por Origins

Los controles no podían ser más sencillos y bien implementados. Sólo un toque con el dedo sobre la pantalla (puntual o sostenido), nos valdrá para controlar a Rayman. Éste correrá automáticamente, así que a partir de la segunda mitad del juego más o menos puede ser necesario memorizar determinados tramos y recorrerlos varias veces para saber donde saltar en cada momento y 'pillar' ese lum esquivo por ejemplo. La pantalla reacciona estupendamente y los momentos de frustración no será por culpa del control, sino que residirá exclusivamente en nuestra habilidad. Bien por eso.

Viejos conocidos acecharán en algunos lugares

Por otro lado el juego es técnicamente perfecto, muy bello, utilizando gráficos ya vistos en el resto de versiones de Rayman Origins para consola. Hay diferentes planos de scroll y suficiente variedad en el tipo de escenarios para que no nos aburramos, los sprites están muy bien definidos y el efecto de desenfoque excelentemente bien resuelto. El único pero es la banda sonora, que aún recogiendo cortes también de Origins, se han dispuesto en una suerte de músicas aleatorias que afean un poco el conjunto global y sobre todo a los jugadores más curtidos nos resulta muy extraño escuchar un tema en un nivel, morir, y al reiniciarlo escuchar otro tema distinto. Algo de conjunción se pierde por el camino...

El principio es algo sencillo, pero luego la cosa mejora, y mucho

Una vez terminados todos los niveles os quedarán retos por descubrir, como recoger todos los lums tal y como hemos ido diciendo anteriormente, batir records de tiempo y aprovechar la compatibilidad con las tablas de records online. No son mucho los niveles, 40, pero con algunos secretillos extra y los 2,4 € que cuesta Jungle Run lo cierto es que tampoco tenemos que pedir mucho más. El conjunto es excelente, trabajado y adaptado al soporte sobre el que funciona, como debe ser, así que si te gustan los 'runners' plataformeros, dotados de buenos gráficos y encima protagonizados por un personaje tan carismático como Rayman, no lo pienses más, que el último trabajo de UbiSoft merece la pena, y mucho. ¡Hurra!

Compra Rayman Jungle Run en la appstore

[En breve estará también disponible para dispositivos Android] 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

¿Es el Spectrum Next la evolución que esperabas del <i>Speccy</i>? Tim Gilberts nos muestra en exclusiva la esperada máquina

Los pasados 27 y 28 de octubre tuvo lugar la Play Expo Blackpool 2018 , un encuentro retro en la ciudad costera británica cerca de Mán...