Último episodio publicado: 28 de abril de 2024


20 de abril de 2012

Entrevistamos a Maya Pixelskaya, una auténtica artista diseñando ropa y complementos con motivos de videojuegos clásicos

Más de un lector de RetroManiac habrá visto en Internet el talento de esta joven artista, apasionada de los juegos retro, a los que rinde homenaje pintando sus personajes y escenas sobre zapatillas, corbatas, guitarras, camisetas… Maya hace auténtico “Pixel Art” con los pinceles, y sus obras han llamado la atención de algunos programadores clásicos muy conocidos. 

Por: J.M. Asensio

RetroManiac: Maya Pixelskaya... Tu nombre artístico arroja infinidad de resultados en Google. Debes estar orgullosa de ser "famosa" en la Red por tus trabajos, y desde RetroManiac te damos la enhorabuena. ¿A qué edad descubriste ese talento creativo?

¿Molan? Síiiiiii!!!!!!
Maya: Ante todo, muchas gracias :) No sabría decir una edad; he dibujado desde que pude sostener un lápiz, y he jugado a videojuegos desde la guardería. Empecé a combinar ambas cosas ya de adolescente mandando dibujos a revistas, un clásico.

RetroManiac: No hay duda de que creciste con los videojuegos. En tu página de Facebook hay una foto muy tierna en la que se te ve de niña jugando con una Game&Watch de Nintendo. ¿Cuántas "maquinitas" han pasado por tus manos desde entonces y cuál es tu género favorito?


Maya: Creo que han pasado absolutamente todas; si no las tenía yo, jugaba en casas de amigos. Ahora mismo tengo en casa la xBox 360, Wii, PSP, y Nintendo DSi, y por supuesto el PC, que es el que más horas de diversión me ha dado. Me gustaría mucho tener una PS3, pero tengo demasiados juegos acumulados y poco tiempo como para cambiar de plataforma… Respecto a géneros, mi favorito es la aventura, aunque un buen shooter siempre desestresa.

RetroManiac: Avanzando un poco más en el tiempo, leo en tu blog que estudiaste Comunicación Audiovisual porque tu objetivo era el cine. De hecho participaste en un largometraje, “Billy Freud's Last Night” (2005), como directora de arte. Cuéntanos cómo fue trabajar en una peli de estudiantes que consiguió reunir a un plantel de actores y técnicos profesionales.

Una fantástica corbata con motivos del Prince of Persia


Maya: Fue una de las mejores experiencias de mi vida, aunque perdiera la mitad de mi peso por el estrés y la falta de sueño. La edad media del equipo era 20 años, la que yo tenía. Todo surgió gracias al entusiasmo de los directores, Pablo Maqueda y Pedro Román, que eran mis compañeros de clase. Lo que comenzó como un cortometraje se fue haciendo más y más grande en la fase de preproducción, hasta que nos encontramos haciendo un largometraje en tercero de carrera. Equipo, localizaciones, atrezzo, vestuario, extras, catering… Sobra decir que aprendimos más sobre el trabajo en el cine en esos meses que en los cinco años de facultad, y conseguimos hacer una película que sigue siendo muy divertida.

RetroManiac: Te pintabas las uñas en clase, pero no de cualquier manera. Igual te hacías una Amelie que una pantalla del Doom. ¿Fue así como decidiste que lo que querías era "dibujar el cine"?

Maya: Eso, y que mis apuntes eran 5% temario y 95% dibujos. A la hora de reciclarlos al pasar de curso tenía que irlos cribando para conservar los mejores. También dibujaba en los apuntes de mis compañeros, espero que nunca usen en mi contra ese material comprometedor… Pero pese a todo aprobaba. Me senté en primera fila durante casi toda la carrera, dibujando delante de los profesores (a veces haciéndoles retratos). Muchos se daban cuenta, pero nunca tuve ningún problema porque, como todo buen pintamonas sabe, dibujando es incluso más fácil prestar atención a lo que te cuentan.

RetroManiac: Te matriculaste en la ESDIP (Escuela Superior de Dibujo Profesional). ¿Qué cursaste allí y en qué medida te ayudó a orientar tu futuro profesional?

Maya: Estudié animación, fundamentalmente 2D tradicional, de lápiz y papel. También estudié ilustración, anatomía… y un poco de 3D, que se me da fatal. El curso completo dura tres años, pero durante el segundo curso moví mi portfolio y me cogieron en el estudio 12 Pingüinos para trabajar en la película Arrugas, así que me salté el tercer año. Una vez más, entrando a saco en la práctica aprendí más que con la teoría, pero nunca hubiera podido hacerlo sin los conocimientos que adquirí en la ESDIP, que tiene unos profesores geniales. Trabajar en Arrugas fue duro y enriquecedor a la vez, y seguí la gala de los Goya como si me hubieran dado a mí los dos premios que se llevó. Me encanta la animación, y desde luego volver a trabajar en algo así sería un placer, pero en España es una profesión que no se valora económicamente como debería, y eso tira para atrás.

Hadouuuukennnn!!!

RetroManiac: ¿En qué consistió ese trabajo en el estudio 12 Pingüinos?

Hacía clean up, que es el paso siguiente a la animación. Resumidamente, mi labor era coger los dibujos a boceto del animador y convertirlos en el personaje tal cual debe ser a lo largo de toda la película, esté en la postura en la que esté y con la línea perfecta. Tras Arrugas, soy una experta dibujante de ancianos.

RetroManiac: Empezaste a ser conocida en la Red cuando pintaste las Converse de Monkey Island como regalo de cumpleaños para un amigo. Aquello generó un montón de entradas en sitios relacionados con el arte y los videojuegos clásicos. De hecho, el propio Ron Gilbert te dedicó un post en su blog. Todo el mundo quería esas zapatillas. ¿Fue entonces cuando decidiste hacer de tu afición un pequeño negocio?

Juegos clásicos en corbatas y cinturones
Maya: En realidad no; antes de eso estuvo la guitarra de La Cosa, la de Monkey Island (que fue lo primero que vendí en eBay)... Pero en 2009 todo se volvió más serio con las converse de Monkey Island. Yo las hice sin ninguna pretensión más allá que la de hacer un regalo muy especial, lo cual se puede deducir de las fotos tan malas que les saqué. Las subí a mi vetusto blog de entonces, y tuvieron éxito a escala reducida. Fue un par de meses después, estando de viaje, cuando me empezaron a llegar un montón de mails de todo el mundo porque Ron Gilbert las había posteado. Decidí entonces hacer las converse de Day of the Tentacle y venderlas en eBay a un precio que justificara tanto trabajo. Todo salió a pedir de Milhouse, y ahí comienza mi trayectoria autogestionada.

RetroManiac: En San Francisco visitaste las oficinas de Double Fine y conociste a Tim Schafer, a quien regalaste unas Converse del Día del Tentáculo para su hija. Bill Plympton y Jordan Mechner te pidieron corbatas basadas en sus obras. Internet ha hecho posible que podamos contactar con nuestros ídolos, pero en este caso... ¡ellos contactan contigo! ¿De quién más te gustaría recibir un encargo?

Maya: ¡De Al Lowe! Últimamente está resucitando Leisure Suit Larry a través de Kickstarter, y estoy feliz.

RetroManiac: Tus creaciones se venden en eBay. ¿Cuál es tu producto más demandado y cuánto tardas en realizarlo?

Más de uno 'mataría' por uno de estos...
Maya: En la web intento vender también cosas menos únicas y más asequibles, porque unas zapatillas llevan unas 30 horas de trabajo, y eso hay que pagarlo. He vendido camisetas, por ejemplo, que se me agotaron bastante rápido y quiero volver a sacar. También vendo el colgante de Nur Ab Sal de Indiana Jones and the Fate of Atlantis, que sí me lleva bastante tiempo entre la fundición (son de bronce), el limado, el envejecido…

RetroManiac: Estuviste en el pasado GameFest como azafata en el stand de Sony. Llevabas puestas unas Converse de Street Fighter... ¿Se te acercaban más por eso que por las novedades de Playstation?

Maya: Me vi comprensiblemente eclipsada por el Battlefield 3, pero he de decir que mis zapatillas atrajeron una atención que no me esperaba. Les hicieron una barbaridad de fotos, y un chico se acercó a decirme “¡son como las que hace Maya!”. Fue muy divertido.

RetroManiac: Pero no sólo de Retro vive el Gamer... ¿Qué títulos recientes te han impactado más y cuáles esperas como agua de mayo?

Maya: Como muchos, he caído rendida ante Limbo, que me parece una preciosidad. También estoy fascinada con la cantidad de talento y originalidad que está saliendo a la luz en el mundo de los juegos para móvil; el que más me ha impactado últimamente es Superbrothers: Sword & Sworcery EP. ¡Pixel Art con mayúsculas! Respecto a los que espero, me compraré todos y cada uno de los Assassin’s Creed que salgan; espero que esa franquicia no muera nunca, aunque la ubiquen en la operación de fístula anal de Luis XIV, me es igual. Me encanta la historia y esta saga juega con ella de una manera muy divertida.
También espero con ansia que se anuncie un Left4Dead 3, que salga el nuevo Phoenix Wright, y desde luego, ¡la nueva aventura gráfica de Tim Schafer!

¡Menudas corbatas!
RetroManiac: Realizaste ilustraciones para el videojuego "Bye Bye Brain" de Windows Phone, ya disponible para descarga. ¿Cómo fue trabajar por fin para el sector que tantas horas de entretenimiento te ha brindado? ¿Algún proyecto similar en perspectiva?

Maya: Fue fantástico seguir el proceso de desarrollo de este juego desde el principio y poder participar en él. Es enormemente adictivo, arrasó en Windows Phone y ahora está disponible para iPhone y iPad; ¡sigue haciéndome una gran ilusión ver mis dibujos al abrirlo! De momento no hay nada en el horizonte relacionado con videojuegos, aparte de seguir pintándolos.

RetroManiac: Y aún quedan muchos por pintar… De hecho, gran parte del atractivo de tus obras es el factor sorpresa. No sabemos con qué nuevo homenaje nos sorprenderás, así que estaremos pendientes de tus noticias. ¡Gracias y hasta pronto!

3 comentarios:

  1. Increíble el talento de esta chica, el carisma que se gasta, y lo bien que se expresa.

    Me ha gustado mucho la entrevista ;)

    ResponderEliminar
  2. Que grande es esta tía, con gente así la escena retro no es nostalgia!

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

¿Es el Spectrum Next la evolución que esperabas del <i>Speccy</i>? Tim Gilberts nos muestra en exclusiva la esperada máquina

Los pasados 27 y 28 de octubre tuvo lugar la Play Expo Blackpool 2018 , un encuentro retro en la ciudad costera británica cerca de Mán...